Este año se cumplen 100 años del muralismo en México, uno de los movimientos plásticos y sociales que mejor han representado el sentir del siglo XX en el país y la ciudad. El Antiguo Colegio de San Ildefonso fue su lugar de origen entre 1921 y 1922, y David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera dos de sus mayores representantes.

Hospital de la Raza, 1962.

Si San Ildefonso fue el punto de partida del muralismo, el Centro Médico Nacional La Raza se considera como uno de los destinos finales de la obra de Rivera antes de su muerte en 1957. Inaugurado el 10 de febrero de 1954, el hospital es una impresionante obra arquitectónica que resguarda dos grandes murales: ‘Por una Seguridad Completa y para todos los Mexicanos’ de David Alfaro Siqueiros, y ‘La historia de la medicina en México: El pueblo en demanda de salud’ de Rivera.

‘La historia de la medicina en México: El pueblo en demanda de salud’ de Rivera.

Con el tema de “el beneficio de la salud para el pueblo” como el eje narrativo, ambos murales se complementan, siendo Rivera quien obtiene el prestigiado lugar del vestíbulo principal del hospital para llevarlo a cabo gracias al arquitecto del proyecto Enrique Yañez.

Uniendo la historia de la medicina prehispánica con la moderna, Rivera realiza el mural con una base de mosaico veneciano, y poniendo a la diosa de la lujuria y de los amores ilícitos Tlazoltéotl como la figura principal dando a luz. ‘La historia de la medicina en México’ abarca en su totalidad 120 metros cuadrados y Rivera recibió $78, 750.00 pesos en ese entonces por él.

‘Por una Seguridad Completa y para todos los Mexicanos’ de David Alfaro Siqueiros.

Por su parte, Siqueiros estipuló en un contrato que su obra, ‘Por una Seguridad Completa y para todos los Mexicanos’, el cual se encuentra en el vestíbulo del auditorio principal no fuera distorsionada o censurada o esta sería suspendida.

David Alfaro Siqueiros en el Hospital de La Raza, 1955.

“Para cumplir su cometido histórico, [el IMSS] tendría que abarcar todos los problemas de la seguridad social y en escala nacional. De ahí el motivo de mi mural en el Hospital de la Raza”, explicó Siqueiros.

En septiembre de 2018, un año después del último gran sismo de la CDMX, ambos murales fueron restaurados debido a los daños ocasionados por los mismos.

Hoy en día es posible visitar los murales en el Centro Medico La Raza en Calzada Vallejo y Paseo de las Jacarandas S/N, colonia La Raza.

Fotos Eugenio Zetina Calan