En la ciudad sabemos que el a´ño está próximo a acabarse apenas veamos el característico color rojo de las Nochebuenas por las calles. Desde el Zócalo, a los camellones de Reforma, en todos los rincones de CDMX podemos encontrar la emblemática flor.

A pesar de ser parte esencial de las tradiciones decembrinas, hay datos interesantes de las Nochebuenas que pocos conocen. Un ejemplo de esto es que las flores en realidad son las pequeñas bolitas de color amarilla que vemos al centro, lo que las rodea no son pétalos, son hojas que protegen a la flor. Estos pétalos varían de color, pero son lo que le da su especial tonalidad.

El nombre en náhuatl de la flor de las Nochebuenas es cuetlaxochitl, que significa “flor que se marchita” y era usada para ceremonias religiosas y se entregaba como un trofeo a los guerreros pues el color rojo de la flor estaba asociado al poder en las culturas mesoamericanas, por lo que, de hecho, era cultivada en los jardines de los tlatoanis. Con la llegada de los españoles y la evangelización, la cuetlaxochitl cambió a su nombre actual de Nochebuenas. Se tiene la teoría de que los franciscanos en la región de Taxco retomaron el uso ceremonial de la flor, y la tomaron como referencia para la celebración de la Navidad.

Los diferentes tipos de Nochebuenas en la ciudad

Aunque México es el lugar de origen de la planta de “nochebuena”, actualmente la producción de la flor depende la compra de nuevas variedades creadas en otros países y se tienen que pagar regalías por el uso de estos genotipos. A pesar de esto, la producción de Nochebuenas es una de las más importantes en el país y de la CDMX.

En Xochimilco existen cerca de 2,500 productores, en los pueblos de San Luis Tlaxialtemalco, San Gregorio Atlapulco, San Mateo Xalpa y el Barrio San Francisco Caltongo.

Aquí se cultivan más de 30 variedades de Nochebuenas, aunque las más comunes son Freedom White (Blanca), Subdiji y las Prestige, Red (Rojo oscuro), Early (Rojo); estas tres variedades representan el 70% de las flores que se producen en la ciudad. También es posible encontrar otras variedades como Marblestar (Crema), así como Ice Punch (pálida u oscura), Pink, y Euforia.

Este año se produjeron un millón 152 mil 900 Nochebuenas; la tradicional roja y todas sus variedades las puedes encontrar principalmente en los mercados de Xochimilco, pero también las más populares invaden los pasillos de los mercados rodantes de la ciudad. El tipo más nuevo se llama Rehilete (foto abajo), y comenzó a producirse apenas hace 5 años, y es una versión preciosamente retorcida de la clásica roja.

Antes de comprarlas, asegúrate de que la planta tenga algunas flores y no solamente hojas, así te durará más tiempo. Riégala cada vez que el agua del último riego haya sido absorbida por completo.

Si quieres conservar el color original de las hojas de las Nochebuenas, no las talles, frotes o limpies con nada, para mantener su visual intacto.

Más de Local: